información para arquitectos y diseñadores de interiores

Arte abstracto

El arte abstracto utiliza un lenguaje visual de formas, colores y líneas para crear una composición que puede existir con un grado de independencia de las referencias visuales del mundo.  El arte occidental había estado, desde el Renacimiento hasta mediados del siglo XIX, apuntalado por la lógica de la perspectiva y un intento de reproducir una ilusión de realidad visible. El arte abstracto rompió con la representación que se había desarrollado de los grandes artistas hasta ese momento.  A fines del siglo XIX, muchos artistas sintieron la necesidad de crear un nuevo tipo de arte que abarcara los cambios fundamentales que se estaban produciendo en la tecnología, la ciencia y la filosofía. Las fuentes de las que los artistas individuales extrajeron sus argumentos teóricos fueron diversas y reflejaron las preocupaciones sociales e intelectuales en todas las áreas de la cultura occidental en ese momento.
Arte abstracto, arte no figurativo, arte no objetivo y arte no representativo son términos estrechamente relacionados. Son similares, pero tal vez no tengan el mismo significado.
La abstracción indica una desviación de la realidad en la representación de imágenes en el arte. Esta desviación de la representación precisa puede ser leve, parcial o completa. La abstracción que canaliza el arte abstracto, existe a lo largo de un continuo. Incluso el arte que apunta a la verosimilitud del más alto grado puede decirse que es abstracto, al menos teóricamente, ya que la representación perfecta es imposible.
Se puede decir que las obras de arte que se toman libertades, alterando, por ejemplo, el color y la forma de maneras llamativas, son parcialmente abstractas. La abstracción total no tiene rastro de referencia alguna a nada reconocible. En la abstracción geométrica, por ejemplo, es poco probable que se encuentren referencias a entidades naturalistas. El arte figurativo y la abstracción total del arte abstracto son casi mutuamente excluyentes. Pero el arte figurativo y representativo (o realista) a menudo contiene una abstracción parcial.
Tanto la abstracción geométrica como la lírica son a menudo totalmente abstractas. Entre los muy numerosos movimientos artísticos que encarnan la abstracción parcial se encuentran, por ejemplo, el fauvismo en el que el color se altera de manera conspicua y deliberada frente a la realidad, y el cubismo, que altera las formas de las entidades de la vida real representadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *